Los seis mandamientos de Baraja para el Valencia que viene

 

 

 

Rubén Baraja ya no necesita guiarse con un papel -como hizo tras salvarse en la última jornada de la temporada 22-23- para exponer cuál es el plan que le gustaría que siguiera el Valencia para mejorar como equipo. Después de un año y medio en el club y de su segunda renovación, el técnico conoce muy bien el terreno que pisa. Baraja no tiene un discurso agresivo -ni en el fondo ni en las formas- pero sí que expone las cosas con enorme claridad, como ha hecho esta semana en los medios oficiales del club. Igual que ha hecho en las reuniones que ha mantenido con la presidenta Layhoon Chan, o los ejecutivos Miguel Corona y Javier Solís, el entrenador muestra su ambición y describe las peticiones que hace al club -y ya al que le toque que se lo traslade a Peter Lim- para evitar que el Valencia languidezca otra campaña más.

 


Una de las ventajas que tienen Baraja y el Valencia a la hora de planificar la temporada es que unos y otro conocen perfectamente las dificultades económicas que atraviesa el Valencia. Peter Lim decidió el verano pasado que no habría más inyecciones de capital -a través de capitalización de préstamos- y la gestión pasa por la autosuficiencia. El club genera unos ingresos por derechos de televisión, abonos e ingresos comerciales y debe manejarse con ellos. Por eso quedan fuera de las cuentas de los refuerzos, los posibles ingresos por traspasos. El coste de plantilla rondará los 65 millones de euros y ahí hay que hacer encajar las piezas. Pero el técnico cree que incluso en ese escenario hay margen de mejora:


"Hay que asumir una serie de realidades, que nunca hemos ocultado, que es que el club tiene su situación y hay que aceptarla. Pero también es verdad que, dentro de esta situación de la que todos somos conscientes, siempre hay un punto de más exigencia, de más intención de querer mejorar, de querer crecer. A partir de ahí se le puede dar continuidad de tratar de que el equipo siga manteniendo esa mentalidad competitiva que ha tenido este este año y medio y tratar de buscar lo que todos queremos no que el Valencia esté más cerca de los puestos de privilegio que de los de abajo", dice Baraja en la entrevista en VCF Mèdia.


Dado que Baraja lleva un año y medio demostrando su valentía a la hora de apostar por jóvenes futbolistas, canteranos o no, a los que hace jugar independientemente del rival y del escenario, el técnico también exige rendimiento. El técnico nunca ha tenido una actitud populista para quedar bien con la afición o para mostrar que apuesta con las herramientas que le ha dado el club. Al contrario. Convence a los jugadores de que tienen nivel de Primera, pero ahora les exige más. Esta temporada no valdrán excusas como 'es su primer año', 'necesita adaptación', 'es normal que baje su rendimiento tras la primera explosión.


Así lo explica él. "Tenemos que ser optimistas en cuanto a que el bagaje de la temporada pasada nos dé la posibilidad de pensar en crecer en mejorar que todos estos jugadores jóvenes, que el año pasado prácticamente estaban debutando o asentándose en primera división, se puedan consolidar con un rendimiento alto. Esta es mi idea y la que le trato de trasladarles. Ellos también tienen que asumir esa responsabilidad, ese paso adelante para mejorar también individual y colectivamente como equipo".


Después de año y medio el técnico ha dejado claro que los futbolistas tienen que acabar 'muertos' cada partido. Y esto es fácil trasladarlo a un meritorio que acaba de promocionar al primer equipo. Pero lo traslada sin ningún tipo de concesiones también a futbolistas maduros o consolidados. Y es también un mensaje para los que llegan nuevos. Evidentemente, detrás de esta filosofía aparece que el Valencia tiene bastante menos calidad que otras plantillas. Y ahí es donde tiene que recortar la distancia, con el físico.

 


"Es una de las cosas que siempre hablamos cuando llega cualquier jugador al primer equipo", sentencia Baraja. "La primera premisa es que hay que correr muchísimo, que hay que trabajar muchísimo y que hay que esforzarse muchísimo. Esto nos hace ser competitivos y es una de las cosas que los jugadores han entendido porque tienen también esa energía y juventud". Baraja expone este mandamiento recordando la solidez defensiva que necesita para competir en Primera. "Los jugadores saben perfectamente que en el club en el que están y lo que tienen que hacer para poder dar el máximo. Sin duda que defensivamente estar bien es algo que nos ha dado mucho durante la temporada y que vamos a seguir insistiendo en esto no porque es uno de nuestros principios fundamentales". Todo sobre productos Xiaomi


Baraja se preocupó hace un año, en su primera pretemporada, de construir el equipo desde atrás. Ha habido momentos de la temporada en los que el rendimiento en defensa ha estado al nivel de los mejores, pero casi siempre le ha faltado algo -en ocasiones con una efectividad inexplicable- para rematar partidos y sumar más puntos. Por eso el técnico pide al club que se refuerce, de verdad, el ataque del Valencia. Baraja quiere como mínimo tres jugadores contrastados por línea, pero en ataque es donde resulta más urgente.


"El equipo final tiene unas bases sólidas ahora mismo de la temporada pasada y el objetivo pasa por ser más versátil, tener más posibilidades y más alternativas no solo defensivamente sino también ofensivamente porque lo que queremos que es competir para ganar".


Baraja ya ha demostrado lo que puede dar, aunque es consciente de que él puede mejorar y evolucionar. Pero también exige en esos aspectos que no dependen de él. En público su estilo nunca fue el de exigir o señalar a otras parcelas del club. Pero expone sus necesidades con claridad absoluta. Y el ejemplo que pone de puertas hacia adentro es claro. Si el club va a tener que reforzarse con cedidos, su rendimiento tiene que estar muy por encima del que han dado este curso Amallah o Yaremchuk. Y deja fuera a Peter Federico, porque se trata de un jugador de 21 años que venía de Primera RFEF.


Resulta llamativo cómo Baraja mete la cuña de los refuerzos en una respuesta en la que está haciendo referencia al trabajo y al esfuerzo del club en general: "Este es el mensaje que puedo mandar. Mucho trabajo, mucho esfuerzo, tratar de acertar en esos jugadores que nos puedan dar un plus para mejorar la plantilla. Y encontrar esa mejora que nos haga reducir un poco la distancia con los con los equipos que esta temporada está por encima de nosotros".


Baraja ha vuelto a pedir que este año el club, de nuevo, exprese el objetivo deportivo que marca a la plantilla. Primero, por una cuestión de honestidad con la afición -"no les podemos pedir más de lo que nos están dando", dice- y, en segundo lugar, porque fue un mecanismo que funcionó muy bien para rebajar la presión en los inicios de la temporada que acaba de terminar.


"Yo creo que es fundamental que todos tengamos un objetivo común, no solamente el cuerpo técnico, el club, sino que también los jugadores entiendan de dónde venimos, hacia dónde vamos, cuál es la ambición que vamos a tener durante la temporada y sobre todo qué es lo que ellos tienen que aportar".


Pero el técnico insiste en que no se trata de pedir un objetivo poco ambicioso para que la plantilla se sienta confortable durante la temporada si se encuentran por encima de él durante el curso. Lo que a él le gustaría es que el objetivo realista pasara por acercar al Valencia a los puestos que solía frecuentar cuando era jugador o recientemente, ya con Lim en el club, en tres temporadas, dos con Nuno y una con Marcelino -en una inversión de proyecto totalmente distinta-


"La afición siempre está, te empuja, ha entendido también la dificultad que tenemos en este momento de la historia del Valencia. Y lo único que yo les puedo prometer es tratar de trabajar, trabajar, trabajar al máximo para poder devolver al Valencia donde todos queremos que esté, que es lo más arriba posible y siendo uno de los mejores equipos de España".

Los seis mandamientos de baraja para el 1

Los seis mandamientos de Baraja para el Valencia que viene

Rubén Baraja ya no necesita guiarse con un papel -como hizo tras salvarse en la última jornada de la temporada 22-23- para exponer cuál es el plan que le gu

quiniela

es

https://la-quiniela.es/static/images/quiniela-los-seis-mandamientos-de-baraja-para-el-valencia-que-viene-5579-0.jpg

2024-07-17

 

Los seis mandamientos de baraja para el 1
Los seis mandamientos de baraja para el 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.marca.com/futbol/valencia/2024/06/21/66755cde22601d90138b45ad.html
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences