Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan

 

 

 

Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan

Una conversacion embarazosa con hector b 1




“El fútbol, ​​cada día que pasa, se trata cada vez más de márgenes, de dónde podemos ganar más dinero, y menos de la gente que lo apoya y de la gente que hace que el fútbol sea realmente grandioso. Cada día es más elitista”, afirma. Ettore Belleríncon tranquila convicción.


“Definitivamente es difícil ver que el juego se desvíe de algunas de las razones que te hicieron amarlo en primer lugar. acabo de terminar de leer Fnunca PAGpicor de Nick Hornby, un libro que quería leer desde hacía mucho tiempo para ver cómo era el fútbol para los aficionados de aquella época y cómo lo vivían. Y terminó de escribirlo en 1991, e incluso entonces puedes ver una gran diferencia con todas estas diferentes competencias y decisiones que claramente se toman solo por márgenes y dinero, puedes ver cuán lejos se está alejando de lo que alguna vez fue. era.”

 


Parece bastante revelador que en la media hora que tenemos con Bellerin, sólo le pregunten una vez qué está haciendo en el campo, en lugar de sus acciones fuera del campo, o qué piensa sobre la dirección general del juego. No es que Bellerin no tenga una amplia variedad de experiencias futbolísticas para llenar uno o dos libros; El Arsenal de Arsene Wenger, ganando una Copa del Rey en los penaltis con el Real Betis, venciendo al Arsenal con el Sporting CP, formando parte de lo que parece el único título de Liga de Xavi Hernández. Sin embargo, todos parecen satisfechos con sus respuestas. Normalmente no se encuentra a alguien de su estatura que sea tan convincente y esté tan dispuesto a abordar temas que generalmente hacen que los publicistas corran en busca de seguridad.


El verdadero Betis Están encantados de recibir a Bellerin. Preguntas que para otra persona podrían resultar cortantes, temas que a menudo se perciben como traicioneros para un futbolista, que aborda con suficiente soltura como para hacerte olvidar quién es.


Activista es un poco fuerte, es una palabra que ha sido salpicada de un elemento de desconfianza y una especie de agresión que simplemente no es propia de promover una causa. Ciertamente no tiene un lugar en el guardarropa de Bellerin, que siempre parece diseñado y diseñado para ser moderno. De hecho, considerando la forma en que Bellerin habla de la crisis climática, la salud mental, el fútbol como un juego más amplio y, más que nada, de las personas, no hay duda de que está pidiendo activamente un cambio. Hay matices, hay empatía, hay perspectiva sobre cuestiones que habitualmente se condensan en un único punto de vista bidimensional. Incluso cuando recibe muchas cosas así a cambio.


“Les dicen a los futbolistas que ‘se ciñan al fútbol’ sólo cuando hacen algo que no es masculino. Cuando juegan a la Playstation, cuando conducen coches rápidos, cuando nos emborrachamos, no hay nada que decir al respecto. Pero cuando hacemos las cosas, cuando Borja [Iglesias] se pinta las uñas, o cuando voy a un desfile de moda, es cuando nos cuestionan. Entonces es cuando dicen que afecta a nuestro fútbol”.

 


“Es algo en lo que pensar. Y cuando nos alejamos del fútbol y no estamos a la altura de los estándares que tanta gente tiene para nosotros, eso es algo que me pregunto mucho y me cabrea”.


La vida diaria para Bellerín significa practicar lo que predica en la región más religiosa de España, Andalucía. Ven a brillar, y en Sevilla suele pasar, se va en bicicleta a entrenar y recorrer la ciudad. Cuando llueva, será en transporte público. El joven de 28 años dice que le toma meses decidir si comprar algo nuevo, reflexionar sobre cuál es la opción más sustentable, si puede evitar comprar otro en el futuro e incorporar un estilo de vida más ecológico en “cada decisión que tomo”. .


“No soy yo quien tiene las respuestas”, asegura, sin embargo. “Debe venir desde lo más alto de las organizaciones, y es algo que no sólo en el fútbol, ​​no puede recaer sólo en los clubes y los jugadores, no podemos decidir cómo viajar, simplemente vamos a donde nos dice el entrenador del equipo. Y debemos ser nosotros, como jugadores y aficionados, quienes lo solicitemos y pongamos a disposición los recursos para lograr ese cambio. Debe venir desde arriba, pero debe ser un cambio global, y no se trata de señalar con el dedo a quienes “Necesitamos hacer un cambio, debe suceder lentamente y juntos, de manera orgánica”.


Puede que él no sea el que tenga las respuestas, pero definitivamente está haciendo las preguntas correctas. Bellerin parece ansioso por pedir cuentas al poder, y su voz ciertamente se usa, pero no es la norma. El citado Iglesias se pintó las uñas en apoyo a la comunidad LGBTQIA+ y a su compañero Aitor Ruibal respondió a los comentarios homofóbicos que él e Iglesias recibieron online por llevar bolsos a una boda. Cuando estalló un escándalo escalofriante en todo el mundo contra el ex presidente de la RFEF, Luis Rubiales, 80 futbolistas dijeron que no volverían a trabajar en España mientras él estuviera allí, y simplemente un futbolista español lo arriesgó todo: Iglesias. Disfraces para niños y adultos


Entonces, dado el poder que tienen los futbolistas para limpiar la imagen de regímenes dictatoriales, como un lavado de cara internacional entre Hollywood y el cubismo, ¿por qué hay tan pocos futbolistas dispuestos a dedicar sus rostros a buenas causas?


“Esta es una pregunta que me hago todo el tiempo. Los clubes de fútbol siempre han querido proteger a los jugadores, especialmente en el pasado. Ya sabes, escucharemos, no hablaremos de política, solo nos centraremos en el fútbol, ​​que lo entiendo hasta cierto punto, o con los jugadores jóvenes, pero a medida que crecemos y maduramos, todos somos capaces de expresar nuestras opiniones y es importante ejercer esa influencia que tenemos, y no sólo los futbolistas, pueden ser artistas o cualquier persona que tenga influencia sobre los demás”.

 


“Aquí tenemos un grupo de jugadores que tuvieron conversaciones difíciles con nuestros compañeros, tuvimos conversaciones incómodas entre nosotros, queríamos aprender. Creo que mucha gente, especialmente los hombres, a veces tienen miedo de hablar de estas cosas porque tienen miedo de que los llamen hipócritas. Tal vez hemos tenido opiniones diferentes en el pasado, debido a la forma en que fuimos criados o educados, y las personas que no quieren cambiar son las que les resulta muy fácil señalarte con el dedo y llamarte hipócrita. Como eras de cierta manera hace un par de años, no puedes ser una persona diferente ahora.


Libre de vergüenza y de redención presuntuosa, Bellerin se alegra de admitir que él también era una persona diferente. Su interés por la moda no fue sostenible en el pasado. Lo complicado es que tal vez esté sugiriendo que el mundo preferiría que no te importaran tus acciones antes que cambiar quién eres. Soy – en sí mismo un concepto imperfecto, pero también compatible con el pensamiento cuadrado.


“Hoy en día Internet borra muy rápidamente a la gente, no acepta mucho los errores, y cuando se vive en una sociedad que no acepta los errores, tal vez esa sea una de las claves. Sería bueno si pudiéramos tener estas conversaciones incluso si no pensamos de la misma manera, lo cual es cada día un poco más difícil”.


Esas conversaciones incómodas, esos cambios, son algo en lo que se están especializando Betis y Bellerín. Trabajó con su novia Elena yendo a escuelas y utilizando el fútbol como canal para animar a los niños a hablar de sus emociones. La Fundación Real Betis también colabora estrechamente con Bellerín y cuenta con más de 100 iniciativas, proyectos y programas a su nombre. Esto va desde proporcionar transporte ecológico para los fanáticos que viajan a los juegos, hasta el uso sustentable del agua en sus instalaciones, hasta Joaquín, literalmente, plantar árboles.


Donde mejor encaja el núcleo de… madurez, o quizás de la inteligencia humana, donde esto brilla en Bellerin es en su enfoque de los cambios, de la conversación misma, independientemente del tema.


“Cuando intentas cambiar cosas demasiado rápido, que se han hecho durante mucho tiempo, a veces dejan de hacerse porque no es un cambio orgánico”, afirma, subrayando que el cambio no puede ser sólo desde abajo, o simplemente impuesto por lo alto, pero debe ser una convergencia colectiva.


Parece lógico que sea él quien tenga las últimas palabras.


“Una de las cosas más ecológicas que podemos hacer es votar. Votar es una de las cosas que podemos hacer porque significa poner en el poder a alguien que implementará esas iniciativas verdes, porque a veces como consumidores podemos sentirnos culpables, pero también son el Estado y las grandes empresas los que más contaminan y nos hacen sentir mal. , por lo que cada vez que votamos tenemos una gran oportunidad de poner a nuestra comunidad en primer lugar.



Mira al Real Betis Balompié toda la temporada en LALIGA EA SPORTS en viaplaydisponible en el Reino Unido en Sky, Virgin TV, Amazon Prime Video y streaming.







Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan

“El fútbol, ​​cada día que pasa, se trata cada vez más de márgenes, de dónde podemos ganar más dinero, y menos de la gente que lo apoya y de la gen

quiniela

es

https://fromthesource.link/wp-content/uploads/2024/02/Hector_Bellerin_2-630x420.jpg

2024-05-19

 

Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan
Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan
Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan
Una conversación embarazosa con Héctor Bellerín del Real Betis: clima, elitismo y por qué cada vez más jugadores no hablan

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/futbol/2024/02/20/una-conversacion-embarazosa-con-hector-bellerin-del-real-betis-clima-elitismo-y-por-que-cada-vez-mas-jugadores-no-hablan/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20